La política, tan odiada como necesaria
La política, tan odiada como necesaria

La política, tan odiada como necesaria

¿Qué cambiarías de la sociedad actual?

Yo, particularmente, cambiaría el concepto de política tal y como lo conocemos. La política debe servir al pueblo y no al revés. La Política como servicio, no como profesión. Servicio con una duración máxima y una retribución adecuada pero no vitalicia .Y a partir de ahí, el pueblo tendrá el poder que se merece y decisión sobre sus vidas y no las élites.

La actual Politica finge servir al pueblo pero en realidad se sirve de él para legitimar sus actuaciones que no hacen más que favorecer a unos pocos que son los que realmente manejan los hilos y toman las grandes decisiones que condicionan nuestras vidas.

Con una buena política , sería posible una Educación adecuada , que es la base y el futuro del pensamiento crítico de las nuevas generaciones. La educación es clave para el desarrollo de una futura sociedad libre, autónoma, moderna y sostenible con la naturaleza.

Entiéndase por educación los conocimientos adquiridos en la etapa escolar. Hablo de conocimientos, no ideología ni adoctrinamiento. Datos, hechos, objetividad, a eso me refiero. La familia debería ser la responsable de aportar subjetividad e ideología al individuo y de modelar su personalidad y carácter desde la infancia. Está claro que a lo largo de la vida la experiencia se consigue también por medio de amigos, trabajo, etc. Todo y todos van influyendo en tu manera de pensar y ser según pasan los años pero la familia…¿ Quién te va a proteger y cuidar más que tu familia? La familia no espera nada a cambio, ama y lo da todo.

Un buen político nunca será como tu padre, ma dre o hermano, hermana pero tiene que hacer lo posible ,mientras esté ejerciendo su servicio a la sociedad, para que ésta te deje vivir, trabajar y pensar con libertad. Y ya te digo yo que sin libertad, no hay nada.

Deja una respuesta